Los tratamientos de estética dental son cada vez más frecuentes por sus excelentes resultados. Con frecuencia, muchos pacientes nos preguntáis sobre las carillas dentales y sus diferencias respecto al material utilizado. En este artículo te contamos todos los detalles sobre las carillas de porcelana y las carillas de composite y qué factores son susceptibles de elegir unas u otras.

¿Qué son las carillas dentales?

Las carillas dentales son unas láminas muy finas que se adhieren a la superficie de la cara vestibular de los dientes, es decir, a la parte del diente que queda visible en una sonrisa.

Beneficios del uso de carillas dentales

La implantación de carillas supone numerosas ventajas para el paciente a un nivel físico, emocional y de salud:

Corrige múltiples defectos estéticos dentales

Este tratamiento estético está indicado principalmente para 6 problemáticas dentales:

  • El color: permiten corregir el color de los dientes cuando estos se han visto expuestos a los efectos de medicamentos, café, té, curry, tabaco, etc., o simplemente como una opción de blanqueamiento permanente.
  • Alteraciones de tamaño: las carillas pueden conseguir un resultado más uniforme en cuanto al tamaño de los dientes.
  • Alteraciones de forma: corrigen los dientes cuya forma no corresponde con la fisionomía del paciente y consiguen un resultado mucho más estético.
  • Diastemas: con las carillas dentales se pueden reducir los espacios o huecos que hay entre los dientes, de manera que todas las piezas dentales queden completamente proporcionadas.
  • Malposiciones leves: este tratamiento puede disimular malposiciones leves cuando el paciente no quiere someterse a una ortodoncia.
  • Fracturas o desgaste: una carilla dental puede ocultar y paliar el desgaste o la fractura de un diente.

Técnica mínimamente invasiva

Gracias a los avances en su fabricación y materiales, hoy en día la colocación de carillas dentales no necesita tocar el diente en un 90% de los casos. Muchas veces tan solo hace falta un contorneado mínimo y no se requiere anestesia, por lo que es una técnica muy poco invasiva.

Resultado estético muy natural

Los constantes avances en odontología consiguen que los materiales como la porcelana y las resinas consigan un efecto natural y una tonalidad realista adecuadas a las características del paciente.

Consigue una sonrisa más blanca

Una de las ventajas principales de las carillas es que corrigen el color y permiten elegir la tonalidad perfecta para el paciente, consiguiendo una dentadura perfecta y una sonrisa más blanca.

Mejora de tu autoestima

Tener una dentadura sana y bonita supone mucho más que un resultado puramente estético. Volver a sonreír sin ocultarse y sin avergonzarse es un paso fundamental para fortalecer la autoestima y la seguridad en uno mismo día a día.

Muy duraderas

Dependiendo del material escogido, un tratamiento con carillas dentales puede durar desde 3 años hasta 20, siempre y cuando se sigan las pautas para un correcto mantenimiento e higiene.

¿Cómo son las carillas de porcelana y composite?

Las carillas dentales pueden ser de dos tipos:

Carilla de porcelana

Estas carillas consisten en una capa muy fina de porcelana o cerámica. Existen 4 tipos de carillas dentro de este material: carillas ultrafinas; carillas de zicornio; carillas feldespáticas y carillas de Disilicato de litio.

Carilla de composite

Estas carillas son un compuesto de resina (composite) que se inyectan sobre la parte visible de la pieza dental del paciente y se moldea hasta llegar a la forma deseada.

Principales diferencias entre las carillas de porcelana y de composite

Las diferencias entre una carilla estética de porcelana y una carilla de composite radican fundamentalmente en el material, y de este también dependen otros factores, como el proceso de fabricación o su duración:

Proceso de fabricación

Por el material, las carillas de porcelana tienen un proceso de fabricación más lento y costoso. Estas se realizan en un laboratorio dental y por un técnico protésico. En cambio, las carillas de resina o composite se fabrican directamente sobre el diente y en la clínica, por lo que son inmediatas.

Cómo se colocan

El primer paso sin distinción entre los tratamientos, es realizar un estudio con posterior diagnóstico completamente personalizado sobre las necesidades del paciente, tras el que después se lleva a cabo todo el proceso.

Por un lado, la colocación de carillas dentales de composite ocurre directamente sobre los dientes del paciente. Se crea capa por capa y se esculpe hasta conseguir la forma esperada.

Por otro lado, las carillas dentales de porcelana requieren de la preparación previa del diente a través de un pulido que ayude a la adhesión de las láminas. Como ya hemos visto, estas carillas se preparan en un laboratorio protésico.

Su duración

Un tratamiento de carillas de porcelana tiene una duración aproximada de 15 a 20 años con un correcto mantenimiento. El tratamiento con carillas de composite en cambio, dura entre 3 y 5 años.

Esto se debe principalmente a la porosidad del material. La cerámica o porcelana no es porosa, por lo que mantiene su color original de forma permanente y es más difícil que se vean afectadas por una fractura, al contrario que las resinas o el composite, que sí es poroso.

¿Son definitivas o se pueden revertir?

Las carillas de composite sí son reversibles y se pueden despegar sin que el diente sufra ninguna alteración. Sin embargo, las carillas de porcelana son irreversibles y suponen un tratamiento definitivo.

¿Qué carilla es más estética y queda mejor?

Se pueden conseguir resultados sorprendentes y extraordinarios con cualquiera de las dos opciones, aunque las carillas de porcelana consiguen un resultado más natural y duradero a largo plazo.

Diferencias de precios

El coste de un tratamiento de carillas de porcelana es más elevado que un tratamiento de fundas de composite por las características del material y su proceso de fabricación y colocación. No obstante, el precio final dependerá de factores que se deben analizar con un diagnóstico personalizado.

¿Cuándo elegir entre carillas de porcelana o de composite?

La elección entre un tipo de carilla estética u otra dependen de varios factores y debe ir guiada y asesorada por el odontólogo experto:

La oclusión de boca: la elección del material de las carillas depende de la buena relación de las arcadas y del espacio disponible y adecuado en la boca del paciente.
Los hábitos del paciente: el consumo de café, té o tabaco y el hábito de morderse las uñas también repercute en la decisión entre composite y cerámica.
La edad del paciente: Aunque no hay ninguna edad contraindicada para un tratamiento de carillas de porcelana o composite, esta sí influye en la decisión definitiva del material, ya que las carillas de cerámica o porcelana son prácticamente irreversibles, de manera que se aplican en un rango de edad mayor.

Resumen

En definitiva, las carillas dentales pueden ser una excelente elección si se busca un resultado eficaz y rápido en completa armonía con el rostro. ¿Estás interesado en realizarte un tratamiento estético-dental? Ponte en contacto con nosotros para un estudio funcional y estético de tu caso, te asesoraremos personal y profesionalmente sobre cuál es el mejor procedimiento para ti y tu sonrisa. En Clínica Dental Medident contamos con un equipo experto y formado en la tecnología y técnicas más avanzadas del sector.

    [recaptcha]