El embarazo conlleva numerosos cambios hormonales que pueden alterar la salud bucodental en particular y la salud física en general. Ante esto, a una mujer embarazada y, especialmente si es primeriza, le surgen muchas dudas sobre qué puede hacer y qué no mientras se encuentre en estado. En este artículo resolvemos varias dudas sobre el cuidado de los dientes en el embarazo y si es conveniente realizarse una limpieza dental.

La gingivitis: Una afección bastante común durante el embarazo

La gingivitis gestacional es muy frecuente en las mujeres embarazadas debido principalmente, a la alteración hormonal que se produce en ese periodo. También pueden influir el aumento de flujo sanguíneo, los vómitos y las náuseas. Todo ello afecta a los tejidos blandos de la boca y aumenta el depósito de bacterias, produciendo gingivitis y, en algunos casos, caries.

Síntomas más habituales de la gingivitis

Prácticamente un 70% de las embarazadas sufren esta patología y es frecuente que aparezca a partir del segundo trimestre. Es importante atender a los síntomas de la gingivitis para poder diagnosticar y tratar a tiempo esta afección, ya que su complicación puede derivar en una enfermedad más grave, la periodontitis.

Inflamación de las encías

La gingivitis es una inflamación de las encías, esto puede ser por la acumulación de sarro como consecuencia de una mala higiene alargada en el tiempo, las alteraciones hormonales del embarazo o el uso de productos irritantes.

Encías de con un color rojo oscuro o violáceo

Las encías inflamadas en el embarazo pueden verse acompañadas de un color rojo oscuro o morado. Estos síntomas pueden aparecer con motivo de una herida o agresión tras un fuerte cepillado o por una intolerancia a los productos dentales utilizados para la higiene diaria.

Las encías sangran con facilidad tras el cepillado

Las encías pueden sangrar tras el cepillado, pero también pueden sangrar durante la masticación e incluso, de forma espontánea. El sangrado de encías también puede estar acompañado de sensibilidad dental en el embarazo.

Mal aliento

La acumulación de bacterias en los depósitos de las encías puede provocar halitosis. Si no se ha mantenido una correcta higiene bucal y además aumenta la producción de placa bacteriana durante la gestación, es posible que no sea suficiente con el cepillado diario y se requiera de una limpieza dental profesional.

Encías retraídas

La retracción de las encías es un proceso progresivo en el que se pierde el tejido blando que sujeta y protege al diente. Cabe destacar que la encía no es capaz de recuperarse por sí sola, por lo que es conveniente acudir cuanto antes a una clínica dental para comenzar un tratamiento si se detecta este síntoma.

¿Por qué entonces es recomendable hacerse una limpieza dental durante el embarazo?

Cuando estás embaraza lo más importante es tu salud y la de tu futuro hijo. En este sentido, es primordial aumentar el cuidado dental durante el embarazo, ya que en caso de no hacerlo, se puede poner en riesgo la salud del bebé.

Además de mantener una correcta y constante higiene bucodental (3 cepillados al día un mínimo de 2 minutos), es recomendable acudir a una clínica dental para una revisión profesional y realizar una limpieza dental. La etapa ideal para realizarse una limpieza es durante el segundo trimestre de gestación, periodo en el que ya se han formado los principales órganos del bebé y existe todavía menos riesgo.

Recomendaciones para cuidar tu salud dental durante el embarazo

Durante el periodo de embarazo se deben extremar las medidas de la higiene bucodental. Desde casa y a diario, puedes aplicar estos sencillos consejos para mantener una correcta salud en la boca:

Informa a tu dentista de tu embarazo

Resulta fundamental informar a tu dentista de tu estado. Ten en cuenta que así podrá asesorarte sobre qué hábitos debes aplicar y cuáles apartar durante el embarazo. Además de que evitará aplicar tratamientos que puedan poner en riesgo la salud del feto.

Hazte una revisión cada 3 meses

Ya has podido leer que el embarazo ocasiona numerosos cambios internos y externos en el cuerpo de una embarazada. Por ello, y para velar por una correcta salud bucodental, es conveniente que te realices una revisión trimestral. De esta manera, tu dentista podrá anticiparse a posibles secuelas o afecciones que puedan alterar tu estado y el del bebé.

Procura mantener una alimentación lo más equilibrada posible

La alimentación es la base de un estado saludable a todos los niveles. Aunque pueda resultar complicado mantener una nutrición equilibrada por los antojos, es recomendable consumir alimentos naturales y frescos, lejos de ultraprocesados y de la conocida ‘’comida basura’’. De esta manera se evitará el riesgo de aparición de placa bacteriana.

Bebe mucha agua

Al beber agua la boca y la lengua se mantienen limpias, se segrega más saliva, evitando la sequedad bucal y se mantiene un Ph neutro, evitando la acidez en la boca, lo que puede favorecer la aparición de caries.

Limita los alimentos con azúcar para evitar posibles problemas de caries

Al hilo de mantener una alimentación equilibrada, cabe recordar que los productos azucarados pueden empeorar considerablemente la salud de la boca, provocando caries.

No olvides cepillar tus dientes después de cada comida

La higiene bucal en embarazadas debe basarse en el cepillado diario después de cada comida (incluyendo el picoteo entre horas), es imprescindible para evitar el aumento de placa bacteriana. Es aconsejable acompañar el lavado de dientes con el uso de seda dental y enjuague bucal.

Usa un cepillo de dientes con filamentos finos

Para reducir la agresión de la encía durante el cepillado es fundamental utilizar un cepillo de filamentos finos o suaves y realizar movimientos suaves sin perjudicar la encía.

Cambia el cepillo de dientes cada tres meses

Un cepillo de dientes que se usa diariamente un mínimo de tres veces al día no dura más de tres meses en su estado funcional e higiénico. Cambia de cepillo al menor signo de desgaste, ya que puedes no estar eliminando la placa bacteriana de forma eficaz.

Otras preguntas frecuentes de nuestras pacientes embarazadas

Si tengo un diente picado. ¿Puede esperar?

Ya hemos comprobado que es seguro ir al dentista durante el embarazo. Lo ideal si tienes un diente picado o una caries, es acudir a una revisión para que tu dentista valore un tratamiento tras el diagnóstico.

¿Las radiografías están contraindicadas?

Se deben evitar las radiografías durante el embarazo. Tan solo en caso de urgencia se realizan como excepción. Por ello, es importante que los profesionales de la salud sean conscientes del embarazo antes de realizar ninguna prueba.

¿Podría hacerme un blanqueamiento dental durante el embarazo?

El riesgo de realizarse un blanqueamiento dental durante el embarazo no está demostrado, no obstante, el uso del peróxido de hidrógeno (producto utilizado para blanquear los dientes), está contraindicado en estos casos.

Si tienen que ponerme anestesia local ¿Cómo afecta durante el embarazo?

El producto utilizado para anestesiar la zona, generalmente lidocaína, no afecta ni a la madre ni al feto.

Resumen

Si estás embarazada y quieres saber más información sobre qué tratamientos odontológicos son adecuados o están contraindicados durante la gestación, contacta con nosotros, te asesoraremos sin ningún compromiso. En Clínica Dental Medident tenemos un equipo de profesionales para los que tú y tu bebé, seréis lo primero.

    [recaptcha]