COMPARTIR

¿Qué tipos de muelas de juicio existen?

Las muelas del juicio son los últimos molares en aparecer en la boca y pueden causar problemas si no se les presta la atención adecuada. Desde nuestra clínica dental Medident queremos explicarte cuántas muelas del juicio existen, desde las muelas superiores hasta las inferiores, y también cómo identificar si están causando problemas en tu salud dental.

¿Qué son las muelas de juicio?

Las muelas de juicio, también conocidas como terceros molares, son las últimas muelas que salen en la boca. Normalmente aparecen entre los 17 y los 25 años de edad y se ubican al final de cada lado de la mandíbula superior e inferior. Aunque algunas personas tienen suficiente espacio en su boca para acomodar estas muelas, en muchos casos pueden quedarse retenidas en el interior del hueso maxilar y pueden causar dolor, hinchazón e infecciones si no se tratan a tiempo.

¿Cuántas muelas de juicio tenemos?

Las personas generalmente tienen cuatro muelas del juicio, dos en la mandíbula superior y dos en la mandíbula inferior. Sin embargo, la cantidad de muelas de juicio puede variar de una persona a otra y algunas personas pueden tener menos o incluso ninguna muela de juicio, mientras que otras pueden tener más de cuatro. 

¿Por qué algunas personas no tienen muelas de juicio?

En algunos casos pueden no salir las muelas del juicio. La cantidad de muelas de juicio que cada persona tiene depende de factores como la genética y la evolución de la mandíbula a lo largo de la historia de la especie humana. A medida que los seres humanos han evolucionado y han cambiado su dieta, sus mandíbulas se han reducido de tamaño, lo que significa que no hay suficiente espacio para que las muelas de juicio se desarrollen.

Tipos de muelas de juicio

Como hemos visto, las muelas del juicio se localizan en la mandíbula inferior y en la mandíbula superior, por lo que se diferencian en estos dos tipos:

Muelas de juicio superiores

Las muelas de juicio superiores son las que se encuentran en la parte superior de la boca. Dentro de este tipo, existen tres posibles formas en que las muelas de juicio pueden desarrollarse:

Muelas de juicio superiores erupcionadas

Las muelas de juicio superiores erupcionadas son aquellas que han crecido completamente en la boca, sin causar ningún problema.

Muelas de juicio superiores inclinadas

Las muelas del juicio superiores inclinadas son aquellas que no han crecido en una posición recta y pueden estar torcidas o giradas.

Muelas de juicio superiores impactadas

Las muelas de juicio superiores impactadas son aquellas que no han podido salir a través de las encías y están atrapadas debajo de ellas o en el hueso.

Muelas de juicio inferiores

Las muelas de juicio inferiores se encuentran en la parte inferior de la boca. Dentro de este tipo, también existen tres posibles formas en que las muelas de juicio pueden desarrollarse:

Muelas de juicio inferiores erupcionadas

Al igual que en las muelas superiores, las erupcionadas son aquellas que se desarrollan en la boca por completo sin generar ninguna complicación.

Muelas de juicio inferiores inclinadas

Las muelas del juicio inclinadas se dan cuando estas han crecido giradas o torcidas.

Muelas de juicio inferiores impactadas

Las muelas del juicio impactadas permanecen atrapadas bajo las encías o el hueso.

¿Por qué es importante saber qué tipo de muelas de juicio tienes?

Saber qué tipo de muelas de juicio tienes es importante para poder tomar medidas preventivas y/o de tratamiento adecuadas en caso de que sea necesario. Por ejemplo, si tienes muelas de juicio impactadas, es posible que necesites una extracción quirúrgica para evitar problemas como dolor, infección, caries o problemas de alineación dental. 

Por otro lado, si tienes muelas de juicio erupcionadas o inclinadas, podrías requerir seguimiento y cuidado adicional para asegurarte de que no estén causando afecciones dentales. Además, conocer el tipo de muelas de juicio que tienes puede ayudar a tu dentista a planificar tratamientos dentales futuros de manera más efectiva.

Síntomas de problemas con las muelas de juicio

Cada persona puede experimentar diferentes síntomas cuando tiene problemas con sus muelas del juicio. Algunos de los síntomas más comunes incluyen:

Dolor en la mandíbula 

La inflamación o la presión en las encías alrededor de las muelas de juicio pueden causar dolor en la mandíbula. El dolor puede ser leve o agudo y puede empeorar al masticar o al abrir la boca.

Dolor de muelas

El dolor de muelas es otro síntoma común cuando salen las muelas de juicio. El dolor puede ser persistente o intermitente y puede empeorar al masticar o aplicar presión en la muela afectada.

Hinchazón en las encías

La inflamación de las encías alrededor de las muelas del juicio puede provocar hinchazón y enrojecimiento en la zona afectada. La hinchazón también puede dificultar la apertura completa de la boca.

Dificultad para abrir la boca

La inflamación o el dolor en las encías que rodean las muelas del juicio pueden dificultar la acción de abrir la boca por completo. En algunos casos, la mandíbula también puede sentirse rígida o dolorosa.

Sangrado en las encías

El sangrado en las encías de las muelas del juicio puede ser un signo de inflamación o infección en la zona.

Infección

 Las muelas de juicio impactadas pueden provocar infecciones en la zona afectada. Los síntomas de infección pueden incluir fiebre, dolor intenso, hinchazón, enrojecimiento y pus.

Sensibilidad

La sensibilidad dental también puede ser un síntoma de las muelas de juicio. La sensibilidad puede ocurrir cuando se expone la raíz de la muela afectada.

Dolor de cabeza

El dolor en la muela del juicio puede irradiarse desde la mandíbula hasta la cabeza y puede ser persistente o intermitente.

Tratamiento para las muelas de juicio

Por supuesto, en odontología existen diferentes tratamientos para aliviar los problemas que causan las muelas del juicio. 

Extracción de las muelas de juicio

El tratamiento más común es la extracción. Si las muelas están impactadas o inclinadas, la extracción puede ser más complicada y requerir una cirugía. En este caso, se puede utilizar anestesia local o sedación para minimizar el dolor y la incomodidad durante el procedimiento. Después de la intervención es muy importante seguir las instrucciones del dentista para asegurar una recuperación adecuada.

Alivio del dolor y la hinchazón

Si las muelas del juicio están causando dolor o hinchazón se pueden tomar analgésicos de venta libre, como ibuprofeno, para aliviar el dolor y la inflamación. También se pueden aplicar compresas frías en la zona afectada para reducir la hinchazón. 

Si el dolor o la hinchazón persisten, es importante consultar con un dentista para obtener un diagnóstico y un tratamiento.

Prevención de problemas con las muelas de juicio

Cada persona puede tomar medidas preventivas para evitar el dolor de muela del juicio manteniendo una buena higiene bucal y acudiendo regularmente al dentista:

Mantenimiento de una buena higiene bucal

Para prevenir problemas con las muelas del juicio es importante mantener una buena higiene bucal. Esto incluye cepillarse los dientes dos veces al día, usar hilo dental diariamente y enjuagarse la boca con un colutorio bucal antimicrobiano. También ayuda evitar alimentos y bebidas que puedan causar caries y otros problemas dentales.

Visitas regulares al dentista

Las visitas regulares al dentista son fundamentales para prevenir y detectar problemas con las muelas del juicio. Durante las visitas, el dentista puede realizar radiografías para determinar si las muelas de juicio están causando alteraciones en la mandíbula y puede recomendar el tratamiento adecuado para evitar complicaciones futuras.

Conclusiones

Si experimentas alguno de estos síntomas o necesitas un tratamiento para las muelas del juicio, ¡llámanos!, en Medident contamos con un equipo de odontólogos experto en la extracción de las muelas del juicio, así como otras técnicas para el alivio de sus síntomas. 

No dudes en contactar con nosotros a través del formulario que encontrarás más abajo o por teléfono para programar una cita. Estamos aquí para ayudarte a mantener una buena salud dental y una sonrisa radiante.

PIDE TU CITA

Todo lo que necesitas saber sobre la exodoncia

El deterioro natural o accidental de un diente y otras situaciones requieren una exodoncia, a fin de evitar complicaciones en la cavidad bucal. En el siguiente artículo te diremos qué es una exodoncia y en qué casos es la mejor solución.

NUESTROS CLIENTES

Garantía de confianza

Álex V. Cutilla
Álex V. Cutilla
2022-11-29
Muy buen trato, muy buenos profesionales!!
Rk Drakaris
Rk Drakaris
2022-11-29
Excelente trato
Ivan Moreno
Ivan Moreno
2022-11-29
Trato inmejorable de la recepcionista y todos los profesionales
Julia m
Julia m
2022-11-29
Muy profesional y agradable.
Alejandra PL
Alejandra PL
2022-11-29
Buena clínica, muy buen trato. Recomendable 100%.
José Manuel Martín
José Manuel Martín
2022-11-29
Muy profesionales. Buen trato. Muy satisfecho.
Esther Moya Moyano
Esther Moya Moyano
2022-11-29
Excelente en el trato y en la calidad del servicio de esta Clínica, volveré y la recomendaré sin ninguna duda. Destacar la profesionalidad de la persona de recepción, Isabel Palma Postigo, excelente trato y agilidad en la gestión.