Existen dudas en torno a la edad adecuada en la que llevar a los niños al dentista. Durante muchos años, se ha retrasado la primera visita al dentista infantil por miedo a la experiencia y por desconocimiento de las posibles infecciones o enfermedades previas a los dientes de leche. En este artículo desvelamos . cuándo ir al dentista con tu hijo., las pautas recomendables y los consejos necesarios para una experiencia más divertida y agradable.

La primera visita al dentista, ¿cuándo y cómo?

Lo ideal siempre es la prevención. Ante esto, los dentistas recomendamos que los niños realicen su primera visita al dentista al cumplir 1 año o cuando aparezca su primer diente. Aunque los niños desarrollan su primera dentición (dientes de leche) a los 3 años, estudios han comprobado la presencia de caries en menores de 4. Por ello, es aconsejable inculcar una correcta higiene bucal y detectar posibles patologías desde una edad temprana.

¿En qué va a consistir esta primera visita de tu hijo al dentista?

El odontólogo pediatra se encarga de realizar un examen bucal para comprobar la posición de los dientes, detectar alteraciones de crecimiento, caries del biberón, posibles traumatismos y afecciones periodontales. Además, en esta primera visita al odontólogo, los padres podrán conocer pautas y recomendaciones necesarias para practicar en casa y facilitar la higiene bucodental del pequeño, como cuándo retirarles el chupete, hábitos saludables de alimentación…, etc.

Consejos para que la experiencia de tu hijo sea positiva

Los dentistas para niños (y para adultos) son los grandes temidos del sector sanitario. Por ello, es fundamental escoger profesionales que practiquen la empatía y sepan reducir el estrés y la ansiedad que provoca la primera consulta odontológica. Además, los padres desde casa también pueden acondicionar la situación para favorecer una experiencia positiva en la clínica:

Elije una hora de la cita en la que tu hijo suela estar descansado

El cansancio es el gran enemigo de la actitud. Traer al pequeño descansado, motivado y alegre generará un buen recuerdo de la experiencia y facilitará la comunicación y el trabajo del dentista infantil.

Evita comidas pesadas antes de la cita

Es importante que el niño se encuentre bien y esté cómodo en el momento del examen bucodental. Por ello, es aconsejable evitar comidas pesadas que puedan dificultarle la digestión y le hagan sentir malestar e inquietud.

Evita darle piscolabis

En cualquier caso, e independientemente de su visita al dentista infantil, se debe evitar el consumo de snacks, batidos, bollería o chucherías a modo de premio o entretenimiento por su alto contenido en azúcares y grasas saturadas. Es recomendable asentar hábitos saludables en su alimentación y normalizar el consumo de alimentos reales.

Dientes cepillados

Para facilitar la exploración del niño, el pequeño debe presentarse con los dientes cepillados y una correcta higiene bucodental. De esta manera, el profesional podrá realizar un reconocimiento adecuado y más exhaustivo.

Colabora con el dentista para calmarlo en caso necesario

Si el niño presenta un episodio de estrés o ansiedad durante su visita al odontólogo pediátrico, nadie mejor que los padres para ayudarle a recuperar la confianza y seguridad que el pequeño necesita en ese momento.

Algunos consejos para evitar el miedo al dentista en niños

La primera visita al dentista puede sentar precedente para las siguientes en función de la experiencia. Por ello, es ideal crear un clima agradable y de completa normalidad en el momento de llevar al niño al dentista. ¿Cómo podemos hacerlo?

Crear el hábito de higiene bucodental lo antes posible

Es importante familiarizar al niño con el uso del cepillo de dientes y la limpieza bucodental. Muchos padres creen que los dientes de leche no requieren de cuidados porque serán sustituidos por los dientes finales, sin embargo, responsabilizar al niño de mantener una higiene diaria no solo ayudará a crear el hábito sino que ayudará a prevenir infecciones y enfermedades. No olvidemos que los dientes de leche son los que ceden su sitio a los definitivos y que, cuanto mejor sea ese sitio, mejor estarán estos dientes.

Explicarle que las visita al dentista es positiva para su salud y bienestar

La comunicación y la información son elementales para generar seguridad y confianza en su visita al dentista para niños. Ayudarle a entender que esta visita es buena para que se encuentre mejor y para su salud, es el primer paso de una experiencia positiva.

Jamás amenazar con llevar al dentista

Amenazar con llevar a los pequeños al dentista solo garantiza que lo teman. Es por ello que se debe tener especial cuidado con qué frases se utilizan para darles un aviso sobre su mal comportamiento. Más pronto que tarde, tendrá que volver a consulta y es importante que esta situación no le produzca miedo.

Evita comentar experiencias negativas delante del niño

Los niños son esponjas de todo lo que ocurre y escuchan a su alrededor. Si descubre que sus referentes han tenido experiencias negativas en el dentista, es muy probable que asocie como propia esa experiencia cuando le llegue el momento de asistir a la clínica dental.

Trata la visita al dentista como algo natural. Evita prevenir a tu hijo tanto con comentarios positivos como negativos

Una situación normal no supone una prevención ni una motivación previa, por lo que las visitas al dentista deben tratarse con total naturalidad por parte de los padres. ¿A dónde vamos? A tu dentista.

¿Cuándo debería volver? La importancia de las revisiones periódicas

Una vez resuelta la pregunta de a qué edad se lleva a un niño al dentista nos queda resolver cuándo es recomendable que vuelva. Los dentistas recomendamos que visiten la clínica dental una vez al año como mínimo, siendo recomendable hacer una revisión cada 6 meses. Así se ve aumentada la posibilidad de prevenir y detectar, por lo que, en caso de necesitar un tratamiento, este será mucho más sencillo y llevadero.

Resumen

En Medident contamos con los mejores expertos en odontología pediátrica. Somos un equipo de profesionales especializados y con la capacidad para que tus hijos tengan una experiencia agradable y divertida en su visita a nuestra clínica. Contáctanos sin compromiso para una primera consulta.

    [recaptcha]