COMPARTIR

El bruxismo infantil : Una guía completa para padres y cuidadores

 El bruxismo infantil es un fenómeno que preocupa a muchos padres y cuidadores. Cuando tu hijo rechina los dientes mientras duerme o, peor aún, durante el día, es normal que te preguntes ¿por qué se produce el bruxismo en los niños? o ¿cómo evitar el bruxismo? Desde Medident queremos darte una guía completa con lo que necesitas saber sobre este tema.

¿Qué es el bruxismo infantil?

El bruxismo infantil se refiere al hábito involuntario de apretar o rechinar los dientes sin un propósito funcional. Este fenómeno no se limita solo a la noche; aunque es común escuchar sobre el bruxismo nocturno infantil donde los pequeños chirrían los dientes durante el sueño, también puede manifestarse durante el día. 

A menudo, los padres o cuidadores detectan esta condición cuando escuchan el sonido característico de los dientes rechinando o cuando observan a su hijo apretando los dientes.

Diferencias entre bruxismo infantil y en adultos 

El bruxismo, aunque puede manifestarse tanto en niños como en adultos, presenta ciertas particularidades en cada grupo:

  • Infantil: Asociado al desarrollo dental y a cambios emocionales, a menudo es transitorio y disminuye a medida que el niño crece.
  • Adultos: Relacionado con maloclusiones, estrés, medicamentos y trastornos del sueño, con posibles complicaciones a largo plazo si no se trata.

Síntomas y signos de alerta del bruxismo en niños

El bruxismo infantil es una condición que, aunque suele ser transitoria, es necesario detectar a tiempo para prevenir complicaciones futuras y ofrecer un tratamiento temprano. Algunos de los síntomas más comunes del bruxismo en niños son:

Sonidos de rechinamiento durante la noche 

Uno de los primeros indicios que suelen alertar a los padres sobre el bruxismo en niños es el sonido característico de rechinar dientes en las horas nocturnas. Mi hijo rechina los dientes cuando duerme es una frase común que escuchan los dentistas y es una clara señal de que el niño podría estar experimentando bruxismo nocturno.

Desgaste dental evidente 

A pesar de que los dientes de leche son temporales, hay que cuidarlos. Si observas un desgaste anormal en los dientes de tu hijo, especialmente en los bordes de las muelas o incisivos, es un indicativo de que podría estar padeciendo bruxismo.

Dolores de cabeza y mandíbula 

El bruxismo, al generar una presión constante, puede ocasionar dolores en la cabeza y la mandíbula. Si tu hijo se queja de molestias en estas áreas, especialmente al despertar, podría estar relacionado con esta condición.

Cambios en el patrón de sueño 

El bruxismo nocturno infantil puede alterar el sueño de tu pequeño. Si notas que tiene problemas para conciliar el sueño, se despierta con frecuencia o muestra signos de cansancio durante el día, es importante considerar el bruxismo como una posible causa.

¿Cómo detectar y diagnosticar el bruxismo infantil?

Si sospechas que tu hijo podría tener bruxismo, es importante seguir estos pasos para su diagnóstico:

Historial clínico y antecedentes familiares

Conocer el historial médico del niño y si existen antecedentes de bruxismo en la familia puede ser un punto de partida. A menudo, algunos patrones de salud y conducta se heredan, por lo que, si en la familia ha habido casos de bruxismo, es posible que tu hijo tenga una predisposición a desarrollarlo.

Examen dental detallado 

Un dentista especializado puede identificar signos de bruxismo en niños mediante un examen dental. Al observar desgastes específicos en las superficies de los dientes o daños en el esmalte, es posible determinar la presencia de bruxismo.

Monitorización durante el sueño 

En algunos casos, se puede optar por monitorizar al niño mientras duerme para identificar patrones de rechinar dientes o apretamiento mandibular. Esta monitorización, aunque no es siempre necesaria, puede ofrecer una imagen clara del bruxismo nocturno infantil.

Evaluación de malposiciones dentales y desarrollo maxilofacial

El bruxismo en niños puede estar relacionado con malposiciones dentales o problemas en el desarrollo maxilofacial. A través de radiografías y otros estudios, es posible evaluar estos aspectos y determinar si están contribuyendo al bruxismo.

Causas del bruxismo en niños 

Aunque es fundamental que un especialista diagnostique al niño para entender el origen específico, estas son las causas que más vemos en consulta:

Factores psicológicos y emocionales 

Los niños, al igual que los adultos, pueden experimentar estrés, ansiedad o preocupaciones. Situaciones como cambios en el hogar, la escuela o la llegada de un nuevo hermano pueden desencadenar causas de bruxismo infantil relacionadas con el aspecto emocional.

Molestias dentarias y maloclusiones 

La erupción de nuevos dientes o la presencia de maloclusiones puede generar molestias en el niño. Estas molestias o dolores pueden llevar al niño a apretar o rechinar los dientes, desencadenando bruxismo.

Alteraciones en el sueño y presencia de parásitos 

Trastornos del sueño o la presencia de parásitos intestinales pueden causar bruxismo nocturno infantil. Por ejemplo, la presencia de lombrices puede alterar el sueño y, como consecuencia, producir bruxismo en niños durante la noche.

Factores genéticos y hereditarios 

Si en la familia hay antecedentes de bruxismo, el niño podría tener una predisposición genética. Esta relación hereditaria es uno de los motivos por los que a veces se pregunta sobre antecedentes familiares al investigar las causas de bruxismo en niños.

Influencia de factores externos y ambiente 

El entorno en el que se desarrolla un niño puede tener un impacto significativo en su bienestar, incluida la aparición del bruxismo. Algunos de estos factores externos y del ambiente que pueden influir son:

  • Consumo de bebidas con cafeína.
  • Exposición a niveles altos de ruido o estrés ambiental.
  • Uso de ciertos medicamentos o suplementos.
  • Hábitos de visualización prolongada de pantallas antes de dormir.
  • Situaciones de cambio o estrés en el hogar, como una mudanza o el nacimiento de un hermano.
  • Ambiente escolar tenso o conflictivo.
  • Experiencias traumáticas o situaciones de acoso.
  • Dieta alta en azúcares o alimentos procesados.

Tratamientos y soluciones para el bruxismo infantil 

Lidiar con el bruxismo infantil puede ser un reto, pero afortunadamente existen diferentes tratamientos y soluciones que pueden ayudar a aliviar y prevenir esta condición:

Guardas o férulas dentales 

Estos dispositivos, diseñados a medida, se colocan en la boca del niño para evitar que los dientes superiores e inferiores entren en contacto. No solo protegen los dientes del desgaste, sino que también pueden reducir el sonido del rechinar y aliviar el bruxismo nocturno infantil.

Terapia de comportamiento y psicoterapia 

Dado que uno de los factores que puede desencadenar el bruxismo es el estrés o la ansiedad, la terapia puede ser una herramienta valiosa. A través de la psicoterapia, el niño puede aprender a enfrentar situaciones estresantes y a manejar sus emociones, reduciendo así la tendencia a rechinar los dientes.

Técnicas de relajación y manejo del estrés 

Técnicas como la meditación, respiración profunda o incluso el yoga para niños, pueden ayudar a relajar la mente y el cuerpo, disminuyendo la aparición del bruxismo. Estas técnicas pueden ser especialmente útiles si el bruxismo nocturno infantil está relacionado con el estrés o la ansiedad.

Abordaje interdisciplinario con especialistas 

En algunos casos, es positivo que diversos profesionales, como dentistas, ortodoncistas, psicólogos y pediatras, colaboren para tratar el bruxismo infantil. Esta aproximación interdisciplinaria asegura un tratamiento más integral y adecuado a las necesidades específicas del niño.

Otros tratamientos emergentes 

Con los avances en la medicina y la odontología, constantemente surgen nuevos tratamientos para el bruxismo infantil. Estos pueden incluir medicamentos, técnicas de biofeedback, o incluso dispositivos tecnológicos que monitorizan y alertan cuando el niño comienza a rechinar los dientes.

Prevención y recomendaciones para padres 

La prevención es la clave. Como padre/madre o cuidador, hay varias acciones que puedes tomar para minimizar el riesgo o la intensidad de esta condición en tu hijo:

Establecer una rutina de sueño adecuada 

Asegúrate de que tu hijo tenga un horario regular para dormir y despertar. Evita la exposición a pantallas antes de acostarse y crea un ambiente tranquilo y oscuro en su habitación para facilitar el descanso.

Monitorizar hábitos orales y de alimentación 

Algunos hábitos, como masticar objetos o consumir alimentos con mucha cafeína, pueden agravar el bruxismo en niños. Observa la dieta de tu hijo y evita alimentos o bebidas que puedan incrementar la tensión en la mandíbula. Además, incentiva buenos hábitos orales, como no morderse las uñas o masticar objetos no alimenticios.

Importancia de las revisiones dentales periódicas 

Las visitas regulares al dentista no solo ayudan a detectar problemas dentales como caries o maloclusiones, que pueden estar relacionadas con el bruxismo, sino que también permiten identificar signos tempranos de rechinar de dientes. Un profesional puede ofrecer soluciones y recomendaciones específicas para tu hijo.

Cómo abordar el estrés y la ansiedad en los niños 

Habla con el pequeño sobre sus sentimientos y preocupaciones. Proporciona un entorno seguro y amoroso en el que pueda expresarse. Si detectas niveles elevados de ansiedad o estrés, considera técnicas de relajación o incluso terapia para ayudar a manejar estas emociones. 

Consecuencias a largo plazo del bruxismo en niños 

El bruxismo infantil, si no se trata adecuadamente, puede tener repercusiones a largo plazo en la salud y bienestar de un niño:

Problemas dentales futuros 

El rechinar constante y apretar los dientes puede llevar al desgaste dental prematuro. Esto no solo afecta la estética, sino que también puede causar hipersensibilidad, caries y, en casos extremos, la necesidad de tratamientos dentales más complejos y caros en el futuro

Trastornos de la articulación temporomandibular 

El bruxismo constante puede generar tensión en la mandíbula, llevando a problemas en la articulación temporomandibular (ATM). Esto puede manifestarse en forma de dolor al masticar, chasquidos al abrir y cerrar la boca, y en casos graves, la imposibilidad de mover adecuadamente la mandíbula.

Implicaciones psicológicas y calidad de vida afectada 

Si el bruxismo en niños es consecuencia de factores emocionales o psicológicos, puede ser un indicativo de problemas más profundos, como ansiedad o estrés. 

A largo plazo, esto puede afectar la autoestima, el rendimiento escolar y las relaciones interpersonales del niño. Además, la falta de sueño debido al bruxismo nocturno puede afectar su energía, concentración y calidad de vida en general.

Conclusiones

El bruxismo infantil es un fenómeno que puede tener múltiples causas y consecuencias. Aunque puede ser común en algunas etapas del crecimiento del niño, es fundamental prestarle la debida atención y buscar orientación profesional. No solo se trata de cuidar la salud dental de nuestros pequeños, sino también de garantizar su bienestar general y emocional.

En Medident contamos con un equipo de profesionales especializados en tratar y guiar a las familias a través del proceso de diagnóstico y tratamiento del bruxismo en niños. Si sospechas que tu hijo podría estar enfrentando esta situación, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. 

PIDE TU CITA

Todo lo que necesitas saber sobre la exodoncia

El deterioro natural o accidental de un diente y otras situaciones requieren una exodoncia, a fin de evitar complicaciones en la cavidad bucal. En el siguiente artículo te diremos qué es una exodoncia y en qué casos es la mejor solución.

NUESTROS CLIENTES

Garantía de confianza

Álex V. Cutilla
Álex V. Cutilla
2022-11-29
Muy buen trato, muy buenos profesionales!!
Rk Drakaris
Rk Drakaris
2022-11-29
Excelente trato
Ivan Moreno
Ivan Moreno
2022-11-29
Trato inmejorable de la recepcionista y todos los profesionales
Julia m
Julia m
2022-11-29
Muy profesional y agradable.
Alejandra PL
Alejandra PL
2022-11-29
Buena clínica, muy buen trato. Recomendable 100%.
José Manuel Martín
José Manuel Martín
2022-11-29
Muy profesionales. Buen trato. Muy satisfecho.
Esther Moya Moyano
Esther Moya Moyano
2022-11-29
Excelente en el trato y en la calidad del servicio de esta Clínica, volveré y la recomendaré sin ninguna duda. Destacar la profesionalidad de la persona de recepción, Isabel Palma Postigo, excelente trato y agilidad en la gestión.