En la búsqueda por la sonrisa blanca y perfecta, es frecuente encontrar consejos y remedios caseros para blanquearse los dientes con productos accesibles que se pueden encontrar en un supermercado o que tenemos siempre en la despensa, pero, ¿hay riesgos a la hora de realizar un blanqueamiento dental con estos métodos? En este artículo te contamos los peligros que pueden ocasionar estos tratamientos en tu salud bucodental.

Blanqueamiento dental casero: ¿qué métodos existen?

A un solo clic en internet y escribiendo en el buscador ‘’cómo blanquear los dientes en casa’’ nos aparecerán multitud de resultados con recomendaciones fáciles y accesibles para todos. Las más conocidas son:

El carbón activo

Consiste en aplicar una pasta de dientes de color negro con carbón activo y con la misma frecuencia que un dentífrico habitual para lograr un blanqueamiento dental en pocos días. Se ha puesto de moda en los últimos años, especialmente entre las personalidades más influyentes de las redes sociales que, recordemos, son pagadas para promocionar estos productos sin ninguna base científica.

El bicarbonato

Utilizar bicarbonato para blanquear los dientes en casa es un clásico. Se aconseja por su composición y textura, que funciona como un exfoliante de la suciedad dental, prometiendo unas tonalidades más blancas tras su uso. Lo cierto es que puede causar serios daños si se usa frecuentemente y sus resultados no están demostrados.

El zumo de limón

El zumo de limón como enjuague dental para conseguir el blanco deseado se recomienda como un remedio inofensivo y muy económico, sin embargo, la acidez del limón hace más bien un papel abrasivo que blanqueante para los dientes.

El agua oxigenada

¿Quién no tiene agua oxigenada en casa? Este método para blanquear dientes en casa también es de lo más conocidos entre los consejos caseros en internet. Cepillarse los dientes con agua oxigenada es, realmente, muy poco recomendable.

Posibles consecuencias negativas de realizarse un blanqueamiento dental casero

Los remedios caseros más famosos y que hemos visto anteriormente como el carbón activo, el zumo de limón, el agua oxigenada o el bicarbonato, están muy lejos de ser saludables para los dientes y la única ventaja que tienen es su accesibilidad. Entre las consecuencias de realizarse un tratamiento con estos falsos blanqueadores podemos encontrar:

Abrasión del esmalte dental

En general, los productos mencionados tienen una composición agresiva para el esmalte de los dientes y su uso descontrolado puede provocar graves daños a largo plazo. Es importante saber que el esmalte dental es el único tejido que no se reproduce, por lo que su desgaste puede ser irreparable.

Quemaduras en las encías y mucosas

A la hora de realizar un tratamiento blanqueador en una clínica dental especializada, se colocan protectores en las encías para evitar las quemaduras en las partes blandas de la boca. Lo más frecuente es que no se disponga de estos protectores en casa y podamos causar quemaduras en las encías y en las mucosas utilizando estos productos de dudosa seguridad.

Intoxicación

Para realizar todos estos tratamientos caseros, es inevitable introducir los ingredientes en la boca y correr el riesgo de ingerirlos accidentalmente. Especialmente en el caso del agua oxigenada, se puede llegar a una intoxicación en el organismo, provocando una irritación gastrointestinal.

Dientes más amarillos a largo plazo

Al aplicar productos ácidos en los dientes conseguimos una superficie opaca y aparentemente más blanca. Lo que realmente ocurre es que le hemos quitado la capa de brillo al diente y lo hemos vuelto más poroso, haciéndolo más susceptible de acumular la pigmentación de los alimentos que consumimos cada día y que pueden provocar unos dientes mucho más amarillos a largo plazo.

Desgaste dental

Si se aplican estos remedios caseros de forma habitual e indiscriminada para el blanqueo de dientes, se puede dañar el tejido dental y provocar un envejecimiento prematuro por el desgaste.

Aumento de la sensibilidad dental

La sensibilidad dental puede aparecer tras la aplicación de los productos vistos anteriormente. Esto se debe a que los ácidos han penetrado en el esmalte y la dentina. llegando al nervio, lo que provoca el dolor y el malestar.

Dientes más oscuros a largo plazo

Los daños en el esmalte producidos por practicar remedios blanqueadores caseros pueden afectar al color de los dientes, ya que cuanto más delgada sea la capa de esmalte, más se muestra el color de la dentina, dando lugar a una apariencia más oscura y poco estética.

Algunos mitos de los tratamientos no profesionales para blanquearse los dientes

¿Realmente hay recetas caseras que puedan llegar a blanquear los dientes?

En primer lugar, la sustancia que se utiliza para realizar blanqueamientos en los dientes es el peróxido de hidrógeno y en Europa está prohibida la venta de productos que tengan una composición superior al 0,1% por el riesgo que supone para la salud. Siendo así, es difícil que podamos logar una receta que consiga los resultados que se obtienen en las clínicas dentales, las cuales sí pueden utilizar productos con un porcentaje mayor.

Y los productos que venden por internet ¿Funcionan, son seguros?

Existen tratamientos para blanquear los dientes que sí se pueden realizar en casa, pero estos deben ser avalados por dentistas profesionales que guíen el proceso y expliquen todas las pautas para garantizar un resultado óptimo y seguro para el paciente.

Hay pastas de dientes que prometen blanquear tus dientes. ¿Es verdad?

Actualmente existen pastas de dientes blanqueadoras que pueden conseguir mantener los dientes más blancos a largo plazo, pero, por su concentración en peróxido de hidrógeno, los resultados son mucho menos perceptibles que los que se pueden conseguir con un blanqueamiento odontológico en una clínica dental.

¿Quieres tener tus dientes más blancos? Entonces recurre a la supervisión de tu dentista

El blanqueamiento en la clínica dental es un método seguro

Las clínicas dentales utilizan productos que cumplen la normativa sanitaria y que protegen la salud del paciente por encima del resultado. En el caso de los blanqueamientos dentales, los dentistas colocan protectores en las encías y en los labios antes de aplicar el gel blanqueador.

Es necesario un dentista profesional que guíe el tratamiento

Cuando hablamos de salud, y la bucodental es primordial, siempre debemos acudir a un profesional sanitario que asesore y estudie cada caso. No todos los dientes son iguales y no todos los casos necesitan el mismo tratamiento. Acudir a un dentista para realizar un blanqueamiento dental es fundamental si queremos evitar riesgos.

Beneficios de realizarse un blanqueamiento dental profesional en una clínica dental

Bueno para tu salud oral

Acudir a una clínica dental para realizarse un tratamiento de blanqueamiento dental es la mejor opción si se quiere conseguir una sonrisa blanca sin perjudicar la salud de los dientes ni dañar el esmalte.

Es indoloro

Los blanqueamientos dentales profesionales son completamente indoloros, muy rápidos y muy sencillos.

Consigue eliminar manchas dentales

El blanqueamiento de dientes profesional consigue eliminar las manchas dentales a nivel externo e interno.

Consigue una sonrisa más estética

Una sonrisa blanca es sinónimo de salud. Con este tratamiento se consigue aportar luminosidad al rostro y una mejor imagen personal.

Un aliado para rejuvenecer tu rostro

Un tratamiento blanqueador dental rejuvenece el rostro y consigue un efecto mucho más estético. Por asociación, los dientes amarillos y gastados envejecen los rasgos del rostro, mientras que una sonrisa blanca consigue transmitir juventud.

Bueno para tu autoconfianza

La dentadura es una parte muy importante del conjunto del rostro. Tener unos dientes blancos y sanos mejora la autoestima y la autoconfianza a la hora de exponerse a los demás.

Algunos casos en los que no es recomendable realizarse un blanqueamiento dental

Aunque es un tratamiento que aporta soluciones a muchísimos pacientes, existen algunos casos en los que el blanqueamiento dental es desaconsejable:

En menores de 13 años

Para este tratamiento se deben tener todos los dientes permanentes (se deben haber caído los dientes de leche).

En mujeres embarazadas y en período de lactancia

Por prevención, y aunque no se ha determinado científicamente el riesgo, el uso del peróxido de hidrógeno está desaconsejado en mujeres embarazadas o lactantes.

Si sufres de hipersensibilidad dental

La hipersensibilidad dental se puede agravar en caso de someterse a un blanqueamiento dental.

Si tienes dientes que presentan fisuras profundas

Para realizar este tratamiento se deben tratar antes las fisuras en los dientes o los dientes rotos.

Otras preguntas frecuentes

¿Cuánto dura el efecto de un blanqueamiento dental?

Si se siguen unos hábitos de higiene dental óptimos, el blanqueamiento dental puede durar aproximadamente 2 años.

¿El blanqueamiento sustituye a la higiene dental?

No, después del blanqueamiento es imprescindible continuar con los hábitos de higiene dental, especialmente si se quieren mantener los resultados a largo plazo.

¿Puedo hacerme un blanqueamiento si tengo sensibilidad dental?

El blanqueamiento dental es desaconsejable en estos casos, ya que las molestias se pueden pronunciar tras el tratamiento.

Resumen

Como hemos visto, lejos de lograr unos dientes más blancos, lo que podemos conseguir utilizando productos caseros, es hacer los dientes más vulnerables a los pigmentos que se encuentran en los alimentos que comemos a diario. Y sin olvidar que los resultados de estos ingredientes en su uso como blanqueadores dentales no están demostrados científicamente.

Si deseas mejorar tu sonrisa, rodéate de odontólogos especializados y no corras riesgos. En Medident encontrarás un equipo experto en los tratamientos de blanqueamiento dental dispuesto a asesorarte y guiarte durante todo el proceso. Contacta con nosotros sin compromiso y cuéntanos tu caso.

    [recaptcha]